Estimados Osos:

Hace varias semanas, participamos en una reunión especial con el Consejo de Fideicomisarios (sitio de web en inglés) para discutir los impactos financieros emergentes de UNC por causa de COVID-19. En esa reunión, proyectamos terminar este año fiscal con una pérdida de ingresos de $4.5M y la posibilidad de pérdidas mayores el próximo año. A medida que las consecuencias financieras de la pandemia de Coronavirus continúan desarrollándose, el Gabinete Presidencial, el Consejo de Liderazgo del Presidente, el Senado de la Facultad y otros líderes universitarios continuarán conversando sobre las medidas de ahorros universitarios a corto y largo plazo que son necesarias para sustentar nuestras operaciones. Les agradezco su compromiso continuo con la excelencia y el éxito estudiantil durante este semestre sin precedentes.

Les escribo hoy para informar a la comunidad universitaria que he tomado la difícil decisión de poner en licencia (despido temporal) a alguna parte de nuestro personal exento en los meses de verano. Estas licencias temporales serán utilizadas solo donde el personal no tiene, o tiene poco trabajo durante los meses de mayo, junio y julio debido a nuestras operaciones alteradas y el cierre del campus hasta el 31 de julio. Algunos ejemplos incluyen el personal de las residencias universitarias donde no hay estudiantes durante el verano, personal de planificación de eventos en departamentos donde los eventos han sido cancelados, y entrenadores asistentes cuyos equipos actualmente no pueden reunirse o practicar durante los meses de verano. Los empleados que se verán afectados serán notificados por su supervisor en las próximas semanas. 

Mientras los empleados estén en licencia temporal, estarán de baja y no se les permitirá completar ningún trabajo en nombre de la universidad. Esta licencia no es remunerada, pero la mayoría de los empleados continuarán recibiendo el mismo pago o más del regular, debido a los beneficios estándar de desempleo combinados con un suplemento semanal especial de $600 provisto a través de la ley federal CARES. Todos los empleados afectados que tienen seguro de salud de UNC y otros beneficios continuarán teniendo cobertura mientras estén de baja, y UNC pagará las contribuciones del empleador y del empleado a estos beneficios durante este tiempo. Los empleados también continuarán acumulando días de descanso y por enfermedad mientras estén de baja. Se proporcionará información detallada adicional sobre el estado de licencia temporal, beneficios de desempleo y beneficios continuos de UNC a cada empleado en esta situación. Cualquier persona que tenga preguntas adicionales debe comunicarse directamente con la oficina de Recursos Humanos.

Durante los últimos dos años, juntos hemos hecho una gran cantidad de trabajo, y se necesitará más de esa colaboración y creatividad mientras que nos ajustemos a los muchos cambios que COVID-19 implica. Decisiones como estas nunca son fáciles, pero estoy seguro de que este sea un paso necesario hacia la estabilidad financiera en medio de los cambios reales de esta pandemia. Si tiene preguntas o ideas, comuníquese conmigo directamente.

Atentamente,

andy signature

Andy Feinstein
President